Volver

Pez

Pez

Cada día nadaba, esquivando los anzuelos. Era rápido, a pesar de su tamaño, y ningún delicioso cebo lo apartaba de su objetivo: alcanzar la línea del horizonte, donde el mar se encuentra con el cielo. Laulauenlaseuatinta