Viernes, 22 Enero 2016 12:59

EL AGUJERO

No sabía como llenar aquel agujero.
Viernes, 22 Enero 2016 11:37

¿QUÉ HAY EN LA MOCHILA?

Viernes, 22 Enero 2016 11:02

daughter of anarchy

Jueves, 21 Enero 2016 13:58

PRINCIPIOS Y FINALES

Finales que resultan principios. Principios que resultan finales. Laulauenlaseuatinta
Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:02

UNA HISTORIA PARA NOCHEVIEJA

Lídia adoraba la nochevieja. No sabía qué parte le gustaba más de aquella fiesta. Por un lado, disfrutaba haciendo memoria de todas las cosas que le había traído el año que finalizaba. Por otro lado, los misterios que vendrían con el nuevo año, le creaban una gran emoción.

Lo que Lídia sí que sabía cierto era que no podía acabar el año sin hacer toda una serie de rituales que, supuestamente, la ayudarían a hacer mejor el año que estaba por venir. Por eso, empezaba el día 31 de diciembre escribiendo una lista con todas las cosas que debía hacer para cumplir con estos rituales.

De buena mañana, barría de arriba abajo la casa para tenerla muy limpia y pulcra para el año nuevo. Hacia mediodía, se cerraba en la cocina para guisar sus famosas lentejas de fin de año, que serían el plato fuerte del día, acompañadas de manzana para postres. Así, empezaría el año con el aparato digestivo en perfecto estado.


A lo largo del día, aprovechaba cualquier momento para encender velas y decorar la casa con flores para purificar el ambiente. También escondía una moneda debajo de la alfombra y dejaba una maleta en la entrada de casa. Con estas dos acciones, se aseguraba bonanza y viajes para todo el año.
Con todo a punto, sólo tenía que esperar a las doce de la noche, acompañada de las personas a quienes más quería.


Una vez más, Lídia se preparaba para la nochevieja, pero no sabía que este año todo sería diferente. A las doce menos diez, como era habitual, hizo una última comprobación para controlar que todo estuviera preparado:
- ropa interior roja, correcto
- uvas preparadas, correcto
- cava preparado…

Así, cuando sonaron las campanadas, Lídia, apareció con todos los enseres necesarios para empezar el año con suerte y procedió con los rituales:
Con la copa de cava con oro preparada, se tragó las uvas al ritmo de las campanadas, levantó la pierna derecha, pegó tres saltos y …

 FELIZ AÑO NUEVO!!


Entre serpentinas y matasuegras empezaron las felicitaciones pero nadie encontraba a Lídia. Y es que, a pesar del control sobre los preparativos nunca hubiera esperado empezar el año cayendo por los suelos.

Martes, 27 Octubre 2015 01:00

TRAZOS Y TRUENOS

Un día de otoño nuestras protagonistas dejaban pasar el tiempo entre papeles y colores. Una, dibujaba  personajes que escondían historias y, para hacerlo, siempre elegía la tinta china. La otra, prefería los lápices de madera para colorear universos caóticos, donde todo cabía. De repente, se oyó un trueno muy fuerte y una fuerza desconocida las impulsó a ponerse en pie.


Un paso, dos, tres... Se iban acercando una hacia la otra, sin soltar, en ningún momento, los lápices que tenían en las manos, que, a su vez, se estiraban el uno hacia el otro con una fuerza inusual para un instrumento de dibujo. Se estiraron y estiraron, hasta que las puntas de grafito se tocaron. En ese momento, se oyó un segundo chasquido y la fuerza de los lápices desapareció.

Al separarlos, observaron desconcertadas como se dibujaba un único trazo que movía los dos lápices a la vez. Desde aquel día, nuestras protagonistas viven condenadas a compartir el mismo trazo donde los misteriosos personajes de una conviven con los universos caóticos de la otra.

Si quereís conocer la vida y obra de Angelina Abad, hija predilecta de la ciudad de Vila-real, sólo teneís que hacer clic sobre archivos adjuntos y el díptico de esta ilustre mujer será vuestro.

Doña Concha fue una reconocida maestra de dibujo y pintura, si haceís clic sobre archivos adjuntos podreís descargar un díptico sobre su vida y obra.

Lunes, 05 Octubre 2015 18:45

Història de l'orxata

Corria l'any 1238 quan el rei Jaume I va entrar a la ciutat de València i conten que aquell 9 d'octubre, després de molts dies de lluita, el rei va demanar alguna cosa per beure i recuperar-se. Una jove valenciana es va apropar amb un got ple a vessar d'una beguda tan dolça i refrescant que el rei en tastar-la va exclamar "açò és or, xata!".

Des d'aleshores i fins als nostres dies les valencianes i els valencians coneixem aquesta beguda feta d'aigua, xufa i sucre com a orxata.

 

*Fent clic sobre arxius adjunts podeu descarregar un dibuix de Jaume I per a acolorir i un cartell commemoratiu del 9 d'octubre.

Página 5 de 14